CMV Advocats nace en Barcelona fruto del proyecto profesional común de tres abogados que, tras varios años de ejercicio por separado, deciden unirse para ofrecer a sus clientes un servicio jurídico integral.

 

De este modo, en abril de 2012 crean CMV Advocats, con vocación de seguir ofreciendo un servicio de calidad, cercano al cliente, totalmente personalizado y adaptado a sus necesidades.

 

El despacho se encuentra actualmente en una fase de crecimiento constante, con nuevos proyectos de incorporaciones y nuevos colaboradores, para ofrecer cada día un servicio más amplio, abarcando otras ramas del Derecho y, además, de mayor calidad por cuanto permite a cada profesional una dedicación exclusiva a su especialidad jurídica.